LA FARSA DE LA MERITOCRACIA

El fraude de la meritocracia

SIN IGUALDAD EN LA LÍNEA DE PARTIDA EL MÉRITO ES UNA QUIMERA

Una semana después de que Alberto Fernández criticara a la meritocracia en un acto, el papa Francisco habló este domingo sobre la importancia de la solidaridad con los más necesitados y se expresó, sin nombrar al presidente argentino sobre el mismo tema.

«Lo que nos hace evolucionar o crecer no es verdad que sea el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años. El más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres. Mientras eso no ocurra, no podemos estar tranquilos con nuestra conciencia», había opinado el mandatario.

Sin igualdad en la línea de partida el mérito es una quimera.

En este sentido, la igualdad de oportunidades y la igualdad de posiciones serían la «conditio sine qua non» para que el mérito sea evaluado como corresponde, bajo los principios fundamentales de una sociedad equitativa e inclusiva.

Este ensayo confirma el fraude que representa la cultura de la meritocracia como dispositivo del poder para mantener un statu quo en el que se sostiene que el rico lo es gracias a su esfuerzo personal y que el pobre lo es gracias a su pereza y al no haber hecho lo suficiente para estar mejor.

https://www.alejandrolamaison.com/es-la-justicia-social-una-utopia/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *