EL NUEVO FRANKENSTEIN

Macri llama a oponerse al gobierno

UN MONSTRUO DIGITAL PARA DESESTABILIZAR GOBIERNOS PROGRESISTAS

En un uso irracional y deshumanizado de aprovechamiento del brote de coronavirus para beneficiarse políticamente, Mauricio Macri criticó al Gobierno y pidió terminar con la cuarentena llamando a la movilización.

El ex presidente cuestionó el manejo de la crisis sanitaria, la reforma judicial y la transferencia de recursos de la Ciudad hacia la Provincia de Buenos Aires.

En medio del peor momento de la pandemia en términos de cantidad de casos y muertes registradas diariamente, el líder de Juntos por el Cambio dijo que «Esta sociedad ya no tolera el atropello a las instituciones, la corrupción de los funcionarios, el delito en ninguna forma, la injusticia, la inseguridad, la impunidad, la violencia, la prepotencia y la anomia».

Asimismo, en un ataque histérico de irresponsabilidad social,  llamó a la ciudadanía a manifestarse en las marchas del Si Se Puede dado que «La conciencia cívica se expresa; autoconvocada y vigorosa se hace oír como en las grandes gestas».

Esta actitud inescrupulosa y de indiferencia por el dolor humano no es exclusividad del anodino y pusilánime ex mandatario, sino de muchos seguidores políticos y ciudadanos que utilizando las redes sociales, reproducen a los cuatro vientos esta postura neoliberal.

El uso de Bots, Trolls y Fake News en el marketing político on line ha construido una sociedad que copia y pega todo lo que los formadores de sentido (medios hegemónicos) han modelado en sus cabezas.

Existe una zona oscura en el mundo de la política 2.0, que es la utilización de las nuevas tecnologías para “manipular” la opinión pública mediante nodos u organizaciones no gubernamentales asentadas en cada uno de los países en los que se quiere influir.

En la Argentina hay once fundaciones de este tipo entre las que se encuentra la Fundación Par, en la que Mauricio Macri fue presidente honorario.

Otra es la fundación Libertad, integrada por Pato Bulrich, López Murphy, José Esper, Javier Milei y Miguel Bogianno.

Estas fundaciones dependen directamente de la CLS Estrategic, empresa de comunicación estratégica que tiene domicilio en Washington y tiene como finalidad desestabilizar a todos los gobiernos progresistas del mundo.

La creación masiva de cuentas falsas, particularmente en twitter para hacer campañas sucias, están radicadas en buena parte en servidores de Estados Unidos.

Muchos creen que las redes sociales expresan las ideas genuina de la ciudadanía y las toman como noticias verdaderas, pero en realidad son Fake News.

Todo, absolutamente todo está orquestado por este tipo de fundaciones, que a la vez nuclea fundaciones de otros países del mundo.

Las de nuestro país, todas ellas vinculadas al PRO, promueven consignas en contra del actual gobierno y la gente las viraliza a lo pavote como si fueran verdades absolutas.

No hay duda que el uso de las nuevas tecnologías para dañar prestigios y estimular el odio hacia el adversario ha dado sus frutos.

El monstruo digital en el uso de la creación de sentido, combinado con los medios de comunicación ha demostrado ser devastador a la hora de combatir a los gobiernos de tinte popular y progresista.

El problema es hasta cuando este Frankenstein obedecerá a quienes lo manipulan y no terminará volviéndose en contra de sus mismos creadores, poniendo en riesgo a las instituciones de la república, a la democracia y en definitiva a la paz nacional.

Alejandro Lamaisón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *