MANIFIESTO DE LA VERDAD

Cuando la verdad asoma del pozo.

LA VERDAD DESNUDA SALIENDO DEL POZO CON SU LÁTIGO PARA CASTIGAR A LA HUMANIDAD, DE JEAN LEON GEROME, 1896

LA CRUDA REALIDAD

Cuando la verdad asoma, «cualquier cosa puede volver loco a un hombre porque la sociedad está fundada sobre bases falsas”, decía Bukowski y una de ellas es la de creer que los ciudadanos somos libres de elegir a nuestros gobernantes, máxime cuando esta idea republicana es pregonada a los cuatro vientos por personajes de la talla de Macri, Bullrich, Carrió, Pichetto, Iglesias y otros falsarios de la política nacional.

Este desquicie de la realidad lo ha terminado de confirmar la decisión del Partido Socialista de la Provincia de Buenos Aires de integrar una alianza con Juntos por el Cambio para todas las categorías electivas, situación tan absurda como si viéramos a Fidel y Margaret Thatcher haciendo causa común.

Con una sociedad anestesiada y despolitizada por la pandemia y la digitalización de la comunicación, no hay posibilidades de que un gobierno progresista pueda tener éxito con todos los medios en su contra, la justicia en su contra y la mitad de la población manipulada por la información sesgada.

A veces, la verdad intenta asomar del pozo a la que la hemos recluido ante la contundencia de los hechos aberrantes que van surgiendo de a poco, como el caso del envío de armas a Bolivia para destituir a Evo Morales, o la del espionaje ilegal, o la del Correo Argentino. Pero la realidad es atroz, y cien mil muertos, la pérdida de diez puntos del PBI, la inflación y el aumento de la pobreza impiden que la verdad se imponga.

SENTENCIAS JUDICIALES CONTRA LA VERDAD

Un ejemplo de que esta vapuleada verdad volvió a caer en el sumidero de la eterna postergación, es la desición de la jueza designada por el macrismo Marta Cirulli, quien luego de determinar la quiebra del Correo Argentino ordenó suspender su propia medida a pedido de Macri.

Con esta resolución el proceso de convocatoria de acreedores, que ya lleva 20 años, se extenderá ad infinitum, al igual que la apelación a la Suprema Corte realizada  por el diario La Nación (también propiedad de Macri) por supuesto fraude impositivo con relación al IVA.

Esta justicia, viciada de falsedad e impericia, tiene sobre sus espaldas aún el atentado a la embajada de Israel,  a la Amia y la voladura de Río Tercero, aunque el verdadero norte al que apuntan sus fallos es proteger los intereses económicos del poder concentrado.

Estos verdugos de la verdad son cómplices de uno de los gobiernos más embusteros de la historia, cuyas intenciones son exclusivamente ganar elecciones para mantenerse en el poder y continuar con el saqueo y la entrega del país iniciada en 2016.

LA VERDAD DESNUDA

En este sentido, jamás seremos libres de ejercer la democracia y de elegir a nuestros gobernantes cuando la mentira, sostenida por los dispositivos del establishment siga escondiendo a la verdad en el barrizal de la manipulación.

La estrategia en la batalla por la apropiación de sentido consistirá siempre en el apoyo incondicional de los medios de comunicación hegemónicos liderados por el Grupo Clarín y la utilización de la Big Data gestionada con algoritmos de inteligencia artificial obtenidos en el gobierno anterior mediante la apropiación ilegal de datos de la AFIP.

También las operaciones mediático-judiciales fraudulentas para erosionar y desgastar a los funcionarios y las figuras del gobierno, dado que aún no se ha podido depurar el estado de putrefacción en que se encuentra Comodoro Py  a causa de la presencia de un conjunto de fiscales y jueces federales adictos al macrismo.

La tarea de consultoras de empresas, las falsas noticias, el ejército de troolls en las redes sociales financiadas por la embajada de Estados Unidos y el apoyo incondicional del círculo rojo intentarán vencer definitivamente la última trinchera de un gobierno que, mal o bien, intenta ser popular y emancipador.

Pero, como dijo Lincoln, “»Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo, puedes engañar a algunos todo el tiempo, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo” y la mentira que camina con ropa de republicanismo terminará quitándose el disfraz ante la blanca desnudez de la implacable verdad.

Alejandro Lamaisón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *